1 dic. 2011

La ciudad norteamericana de San Francisco prohibió a McDonalds y Burger King regalar juguetes en sus comidas infantiles''






Las cadenas de comida rápida McDonalds y Burger King, entre otras empresas, ya no pueden regalar juguetes con los menús infantiles en la ciudad de San Francisco.









Una ordenanza de la ciudad lo prohíbe desde este 1 de diciembre en alimentos de más de 640 miligramos de sodio, 600 calorías o más de un 35% de valor nutricional procedente de grasas. Los dos gigantes de la hamburguesa cobrarán por los regalos una cantidad simbólica.





La idea es fomentar hábitos alimenticios sanos entre los más pequeños y combatir la obesidad infantil, por lo que la norma también incluye exigencias sobre la inclusión en los menús de piezas de fruta o verdura.





Kristen Hauser, portavoz de Burger King, ha explicado que los juguetes podrán adquirirse pagando 10 centavos más, según publica el diario San Francisco Chronicle. McDonalds ha dicho que destinará el dinero a su fundación solidaria Ronald McDonald; Burger King no ha especificado qué hará con lo recaudado.





McDonalds comenzó a realizar a principios de año variaciones en su famoso menú Happy meal, incluyendo menos patatas, leche o trozos de manzana, y pretende extender estos cambios a todos sus restaurantes.





Los 13 locales que Burger King tiene en San Francisco no podrán vender los menús infantiles que no cumplan los estándares en las nuevas cajas interactivas con corona que presentó hace pocas semanas a menos, claro, que paguen los 10 centavos.





El pasado mes de abril las autoridades de Nueva York se plantearon esta misma medida, contemplando multas de hasta 2.500 dólares; la ciudad ya exige a las cadenas de comida rápida que detallen las calorías de sus menús. En Estados Unidos, el 17% de los niños y adolescentes, entre 2 y 19 años, son obesos, según datos del Gobierno estadounidense: en total, unos 12,5 millones.