30 ene. 2012

NOTICIAS - A Sony no le consta ningún ataque del grupo Anonymous






Cannes - A Tim Schaaff, presidente de Sony Entertainment Network, no le consta el supuesto y publicitado ataque de los últimos días por parte del grupo de hackers Anonymous a su catálogo musical. "Hay mucha gente deseando creer que Sony ha sido atacado", ha dicho hoy en el transcurso del Midem 2012.


"No es verdad todo lo que se publica en Internet", ha afirmado durante un encuentro con Efe este directivo, que sólo ha constatado el incidente de abril de 2011, cuando el mencionado grupo atacó la consola PS3.


Schaaff desdice así la noticia publicada hace unos días por algunos medios, según la cual y en protesta por las leyes antipiratería y la operación internacional contra los responsables de Megaupload, Anonymous atacó con éxito a varias entidades, entre ellas Sony, con enlaces para la descarga gratuita de gran parte de su catálogo musical.


"Estoy seguro de que eso no pasó. No tengo noticia de ello", ha aseverado Schaaff, quien ha participado en este Mercado Internacional del Disco y de la Edición Musical (MIDEM) en una charla sobre la preservación del copyright en la era digital.


Insiste en la idea de que los creadores deben contar con garantías para preservar su medio de vida y recuerda que una de las primeras medidas legales que se aprobó en EEUU fue el copyright, que ampara los derechos de autor.


Sobre esas polémicas leyes que se promueven actualmente en todo el mundo, como la Ley Sinde-Wert en España o la SOPA en EEUU que permiten el cierre preventivo de páginas web sospechosas, se muestra más cauto y apuesta por un equilibrio entre los derechos del creador y los del consumidor.


"Lo que está claro es que si no existe un entorno estable para que la gente cree negocios, esos negocios no existirán", ha dicho.


Nadie duda ya de que la música vive un proceso irremisible de cambio gracias a Internet, que ha modificado los modos de producción y sobre todo de distribución de la música. La pregunta ahora es hacia dónde.


Para Sony, uno de los pilares de esta industria, una de las líneas claves para seguir haciendo de ella algo sostenible es convertir la música en una "experiencia" y rodearla del aparato necesario para hacerla cada vez más sofisticada y accesible.


Como presidente de Sony Entertainment Network, la misión de Schaaff es obtener, gracias a la tecnología, un beneficio añadido al contenido. Su mensaje está claro: "Disfrutar de la experiencia musical".


Esa es la idea que repite como un mantra y, para ello, la empresa se ha centrado en el lanzamiento de servicios como Sony Music Unlimited, uno solo de los 250 servicios de este estilo que nacieron el pasado año.


Este servicio de suscripción permite la escucha en línea y está radicado sobre un catálogo con más de 15 millones de temas de grandes sellos discográficos y también de casas independientes.


"En el mundo moderno, hay una gran competencia por atraer la atención de la gente, porque tenemos un tiempo limitado para el ocio y hay muchas opciones", señala.


Su propuesta es la creación de servicios que, como Sony Music Unlimited, conectan a millones de consumidores con la comunidad de artistas de una forma más efectiva.


"El rito de ir a una tienda y descubrir discos y artistas nuevos forma parte del pasado. Las tiendas ya no existen", afirma el directivo, que destaca que las nuevas herramientas recomiendan a músicos afines a los que escucha el usuario y que incluso le informan sobre los gustos de sus amistades.


Schaaff no teme que estos sistemas de suscripción, como el más conocido Spotify, vayan a comerse el terreno de la venta de canciones y discos.


En su opinión, el reto en la era digital consiste más bien en trasladar a este tipo de producto el mismo valor que tiene el físico. "Hay una percepción entre una parte del público para el que lo digital no vale lo mismo", opina. EFE