25 ene. 2012

NOTICIAS - Prevención en caso de terremoto ''''INFORMATE MAS DALE CLIK''''






Un terremoto es un evento físico causado por la liberación repentina de energía debido a una dislocación o desplazamiento en la corteza terrestre. Parte de esta energía es irradiada en todas las direcciones en forma de ondas elásticas u ondas sísmicas, lo cual es percibido en la superficie como una vibración del terreno.


Después de que se produce un terremoto, es posible esperar que ocurran una serie de sismos de menor intensidad en el área cercana al epicentro del sismo principal. A estos temblores pequeños se les denomina réplicas.


El mayor número de muertos o heridos durante un terremoto son a causa de la caída de paredes, rotura de vidrios y objetos que caen. El movimiento de la tierra, rara vez es la causa directa.





¿Qué hacer en caso de terremoto?


Chile está ubicado en una de las zonas más sísmicas del planeta, produciéndose un terremoto cada dos a cinco años.


Estar preparados ante una situación de riesgo depende de todos. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para enfrentar mejor una emergencia de este tipo.




 Antes


Si tienes dudas de la resistencia de tu casa, acércate a tu municipalidad para solicitar que un experto revise la estructura para verificar su solidez y que se encuentre anclada firmemente en sus cimientos.


Examina y repara las grietas profundas de los materiales de tu vivienda en los cielos rasos y cimientos.


Repara cables eléctricos defectuosos, líneas de gas con fugas.


En lo posible, reemplaza las conexiones inflexibles de los servicios públicos por conexiones flexibles en las tuberías, ya que éstas son más resistentes a roturas.


Aprende cómo cerrar las llaves de paso de la red de gas, agua y electricidad.


Fija los calentadores de agua y los enseres de gas.


Instala los objetos grandes o pesados en los estantes inferiores o en gabinetes que puedan cerrarse completamente, al igual que la cristalería, vajilla y otros artículos frágiles.


Ancla las lámparas de techo y los dispositivos de iluminación superiores.


Fija los estantes a las paredes.


Asegúrate de que los marcos de las puertas de tu vivienda, lugar de trabajo o establecimiento educacional estén apoyadas fuertemente.


Mantén libre de obstáculos los pasillos y puertas.


Es recomendable que guardes copias de documentos importantes en otro lugar de la casa y tengas un plan para comunicarte con toda la familia, por si no se encuentran reunidos.


Busca lugares seguros en cada habitación de tu hogar, oficina o establecimiento educacional, debajo de una mesa fuerte o contra un muro estructural.


Identifica las zonas de peligro en cada habitación, como ventanas donde el vidrio pueda romperse, estantes de libros u otros muebles que puedan caer.




 Durante




En caso de la ocurrencia de un terremoto, debes permanecer adentro hasta que éste termine y sea seguro salir, ya que la mayoría de las lesiones ocurren cuando los objetos caen sobre la gente al entrar o salir de las edificaciones.


Si te encuentras al interior de tu casa, oficina o establecimiento educacional, busca refugio debajo de un escritorio, mesa o banco robusto, o contra un muro estructural.


Debes mantenerte alejado de los vidrios, ventanas y de todo lo que pueda caerte encima.


Si estás en cama, quédate ahí, agárrate y protege tu cabeza con una almohada, para protegerte de las cosas que puedan caer.


Agáchate, cúbrete y afírmate hasta que el terremoto termine. Muévete sólo para llegar hasta un lugar seguro.


Si estás en una silla de ruedas, intenta moverte a un lugar seguro bajo el marco de una puerta. En caso de que esto no sea posible, frena las ruedas y protege tu cabeza con tus brazos.


No uses los ascensores.


Si te encuentras al aire libre, quédate ahí. Aléjate de edificios, postes de luz y cables de electricidad.


Si estás en la locomoción colectiva (micro o metro) y vas de pie, agárrate del pasamanos. Si te encuentras sentado, permanece en esa posición y espera las instrucciones del personal para evacuar.


Si conduces un vehículo, no te detengas en un puente o túnel. Disminuye progresivamente la velocidad, estaciona en un sitio seguro, alejado de postes, árboles, letreros, cables eléctricos y permanece en su interior con las luces intermitentes encendidas.


Si te encuentras cocinando, apaga la cocina y protégete.


En caso de que te encuentres en un lugar de asistencia masiva (teatro, cine, estadio, metro, etc.), mantén la calma y no corras hacia las puertas. Espera las instrucciones del personal para evacuar.




 Después




Debes estar preparado para los temblores posteriores o réplicas, que en general son menos violentas que el terremoto principal, pero pueden ser lo suficientemente fuertes para causar daños adicionales a estructuras debilitadas. Estas réplicas pueden ocurrir hasta meses después de ocurrido el evento.


No camines descalzo, ya que puede haber vidrios y objetos cortantes en el suelo.


Cierra las llaves de paso del gas para evitar fugas y llama a un profesional para que las abra nuevamente.


Si el lugar donde te encuentras refugiado resultase dañado por el terremoto, evacúa hacia una zona segura.


Si se corta la electricidad, usa linternas a batería o manuales. No uses velas, fósforos ni llamas abiertas en el interior, ya que puede haber fugas de gas.


Mantente fuera de las calles. Si tienes que salir después de un terremoto, debes estar pendiente de los objetos puedan caer y de las estructuras debilitadas como paredes, calles, puentes, etc.


Usa el teléfono sólo para emergencias.


Limpia todo derrame de elementos que podrían ser tóxicos, como alcohol, petróleo, bencina, etc.


Debes tener cuidado al abrir clósets y muebles. Las cosas en su interior podrían caerte encima.


Mantente informado mediante una radio o televisión a pilas para recibir instrucciones de las autoridades.


Si te encuentras atrapado en los escombros:


No enciendas un fósforo.


No te muevas ni levantes polvo.


Cúbrete la boca y nariz con un pañuelo o la ropa.


Da golpes en un tubo o la pared para que los rescatistas puedan encontrarte. De ninguna manera grites, ya que puedes inhalar cantidades peligrosas de polvo.


Mantente alejado del área dañada, a menos que Carabineros, Bomberos u otra organización de asistencia te hayan solicitado ayuda.


No uses el baño hasta que estés seguro que la red de alcantarillado no tiene daños.


Revisa tu hogar para ver si hay daños estructurales. Si tienes dudas acerca de la seguridad, haz que un profesional inspeccione el lugar antes de entrar.