30 ene. 2012

NOTICIAS - Desencallar el Costa Concordia tardaría 10 meses






GIGLIO, Italia  — El crucero que naufragó frente a la costa toscana italiana puede tardar hasta 10 meses en ser desencallado, dijeron las autoridades el domingo, mientras el oleaje obligó a suspender las labores de rescate y bombeo del combustible.





La Guardia Costera determinó que el Costa Concordia se había desplazado 4 centímetros (pulgada y media) en seis horas, debido a las olas de más de un metro (3 pies). Las autoridades postergaron el bombeo de más de 1.890 litros (500.000 galones) de combustible y la búsqueda de los desaparecidos.





El cadáver de la víctima número 17, la tripulante peruana Erika Soria Molina, fue encontrado el sábado. En la lista de desaparecidos figuran otros 16 tripulantes y pasajeros y uno de los cadáveres recuperado en el barco no ha sido identificado.





Las autoridades descartaron la posibilidad de encontrar sobrevivientes dos semanas después que el Costa Concordia chocara con un arrecife, pero se mostraron renuentes a dar la cifra final de muertos a causa del desastre del 13 de enero. El accidente ocurrió cuando el capitán varió el rumbo y se acercó demasiado a la costa. Viajaban en la nave más de 4.200 personas.





“Nuestro primer objetivo es encontrar sobrevivientes”, dijo Franco Gabrielli, el funcionario de protección nacional civil encargado del rescate, en una rueda de prensa. “Ahora tenemos un solo y único gran objetivo: que no se transforme esto en un gran desastre ambiental”.





El profesor de la Universidad de Florencia Riccardo Fanti dijo que el movimiento de la nave podría ser causado por su hundimiento en el lecho marino debido a su propio peso, el desplazamiento a una zona más profunda o ambos. No pudo descartar que la nave se deslice por la pendiente de la plataforma costera.





Gabrielli dijo que el cadáver de un hombre recuperado en el barco sigue sin ser identificado pese a las gestiones de las autoridades para obtener muestras del ADN de todos los desaparecidos.





Los especialistas creen que demoraría 28 días retirar el combustible de 15 tanques, que supone el 80% de todo el combustible a bordo y a continuación comenzarían los trabajos en la sala de máquinas, que cuenta con casi 350 metros cúbicos de diesel y lubricantes, según Gabrielli.