30 ene. 2012

NOTICIAS - Las exigencias de Luis Miguel en Viña del Mar






El mexicano Luis Miguel será la principal figura de la 53ª edición del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Llegará a Chile en medio de un total hermetismo y misterio.


Tras 17 años de ausencia, Luis Miguel volverá a subirse al escenario de la Quinta Vergara y cobrará por ello un millón de dólares, uno de los cachets más altos en la historia del certamen.


Luego de tres intensos meses de negociaciones, "El Sol" volverá a ser una de las estrellas del Festival de Viña del Mar, adonde viajará con una comitiva de 50 personas. El cantante llegará a Chile, en su jet privado, el 21 de febrero, un día antes de su actuación en la Quinta Vergara.


Hasta el momento, es un misterio el lugar donde dormirá el mexicano, pues tiene reservas en cuatro hoteles de Santiago y Viña del Mar. También son un secreto las actividades que realizará durante su estadía en ese país, donde actuará durante unos 80 minutos.


Entre otras exigencias, el intérprete de "La incondicional" pidió un camarín que tenga, al menos, 120 toallas y esté cubierto de telas negras. Además, exigió ser trasladado en autos de lujo y que todos los tiempos sean cronometrados.


"Hay mucho resguardo. Nos escriben 4 ó 5 personas distintas. Nos solicitan hasta medir las distancias entre la avenida y el hotel", indicó a un medio local el productor ejecutivo del Festival, Eduardo Cabezas.


"Nos llegaron -añadió- las copias de los pasaportes de todo el equipo, pero la de él todavía no. Son súper rigurosos y cuidadosos", agregó.


Cada vez falta menos para ser testigo, si tanto tiempo de espera y dinero valió la espera.