3 nov. 2011

Dominique Strauss-Kahn, ahora es investigado por red de prostitución






Una prostituta belga citada en un caso de presunto proxenetismo al que se ha vinculado al exdirector gerente del FMI Dominique Strauss-Kahn reveló hoy a un periódico francés que mantuvo sucesivos encuentros con él en Bélgica, Francia y EEUU.









La mujer indica en el diario regional "Nord Éclair" que trabajaba en un club de la localidad belga de Renaix cuando conoció a René Kojfer, relaciones públicas del Hotel Carlton de Lille (norte de Francia), uno de los establecimientos en algunas de cuyas habitaciones funcionaba presuntamente esa red de prostitución ilegal.





A través de él conoció a otros implicados en ese escándalo y finalmente a Strauss-Kahn, a quien dice que vio por primera vez en marzo de 2009 en el hotel Murano de París, en un encuentro en el que participaron "otras diez o quince personas" y varias chicas de su club.





La joven, de 30 años e identificada como "Jade", volvió a ser llamada en otoño de ese año para acompañar a un club de intercambio belga al político y economista francés, de quien asegura que siempre se comportó con ella de manera "cortés y delicada".





Esos encuentros, según su versión, fueron pagados en metálico por el empresario Fabrice Paszkowski, uno de los procesados en el caso, que incluye al comisario responsable de la policía de Lille, Jean-Christophe Lagarde, acusado de proxenetismo agravado y receptación de malversación de bienes y que está en libertad bajo control judicial.





El tercer encuentro, añade, se produjo entre el 25 y el 27 de enero de 2010, en esa ocasión para ir a Washington, donde Paszkowski y el comisario le dijeron que se presentara como "una de sus colaboradoras".