5 nov. 2011

NOTICIAS - Dictan un año de prisión preventiva a Rafael González






Sobre la muerte del empresario Guillermo Moncada Aybar, su agresor, Rafael Emilio González ha dicho que no es cierto que el sea una persona agresiva como lo han descrito sus vecinos del residencial Xiomara, en Piantini.







González dijo que en ese momento él “perdió la visión” cuando ocurrió el hecho y que se vio precisado a disparar porque el empresario sacó su arma. El imputado, esposado con las manos en el rostro para que los medios de comunicación no le tiraran fotos ni le grabaran, dijo que en una situación así cualquiera pierde el control y que se siente arrepentido de lo que sucedió.





Rechazó que cuando ocurrió el incidente que haya tirado en el suelo a la hermana de la víctima y que también agrediera al vigilante del condominio.





“Yo no soy una persona agresiva. En ese hecho yo perdí la visión, no supe de mí, no sé lo que me pasó y me siento arrepentido de lo que pasó”, dijo. El fiscal Adjunto Dante Castillo medina pidió al juez de atención permanente del Distrito Nacional dar un año de prisión preventiva en contra del imputado hasta tanto el ministerio público concluya con la pesquisa. 





La segunda planta del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva está  abarrotada de familiares y amigos tanto del imputado como de la víctima. González fue introducido al tribunal donde se le conocerá la medida de coerción y se espera que en una hora el juez tome una decisión al respecto.





Zaida González Álvarez defendió la integridad de su hermano. Dijo que  no es una persona agresiva  y que él  no toma porque tiene una úlcera sangrante.





Dijo no entender por qué los residentes del condominio dicen que es una persona agresiva cuando su hermano es todo lo contrario.





Hermana víctima


De su lado, María Lina Moncada Aybar, hermana de la víctima, dijo que espera que se haga justicia y que el imputado es una persona agresiva que en una ocasión anterior también la había agredido.





Moncada Aybar fue quien solicitó la ayuda de su hermano luego de que se iniciara la discusión con González Álvarez y su padre por el parqueo.





Explicó que es administradora del condominio donde se produjo la tragedia y mostró a los medios de comunicación los dos brazos  en los que se observan  los moratones que le provocó González Álvarez al momento del incidente.





Dijo que también en al pierna tiene moratones  que se los produjo cuando éste la empujó. Rechazó que su hermano sacara un arma de fuego como dijeron González y su hermana.  Aseguró que tanto González  como su hermana son agresivos. Dijo lamentar la situación porque los hijos de él son menores y no tiene que ver con eso.