7 ago. 2012

Miles de sirios huyen y se refugian en Turquía






Más de mil 300 sirios huyeron a Turquía en la noche, para escapar de la violencia de su país, en momentos en que los rebeldes intentan ampliar su dominio en la ciudad más grande de Siria, pese a los contra ataques de las fuerzas del presidente Bashar al Assad desde hace dos semanas.


La tropa gubernamental ha lanzado proyectiles constantemente contra algunas zonas de la ciudad en manos de los insurgentes, en particular Salaheddin y otros distritos en el extremo suroriental de Aleppo.


Los dos bandos pelean el control de esa estratégica ciudad. Los activistas en Aleppo dijeron que el martes había combates cerca del centro histórico de la ciudad, en los distritos de Bab Jnein y Sabi Bahrat, lo cual sugiere que los rebeldes están teniendo algunos avances.


Indicaron que en la ciudad de Rafaat Tal, cerca de la frontera turca, hubo un duro bombardeo que obligó a la salida de decenas de personas hacia Turquía.


Un funcionario del gobierno turco informó que mil 328 refugiados sirios habían cruzado la frontera a media mañana, casi el doble de los refugiados que llegaron a Turquía el lunes. El funcionario hizo las declaraciones en forma anónima como estipulan las normas gubernamentales.


Con el ingreso de los nuevos refugiados aumenta a casi 48 mil el número de sirios que han encontrado seguridad en Turquía, país que ha fungido como base insurgente para la planeación de sus operaciones contra el régimen de Assad.


"Estamos esperando una masacre en Aleppo. El régimen está trayendo refuerzos a la ciudad porque considera que si Alepo cae, el régimen también", dijo un refugiado sirio en Turquía que se identificó como Abu Ahmad. "La ciudad está siendo bombardeada por aire y tierra", dijo, y agregó que a diario está en contacto con los habitantes que todavía quedan en la ciudad.


Al parecer los rebeldes también se están reforzando. Un video difundido en línea por activistas el martes mostró a un grupo numeroso de rebeldes del Ejército Sirio Libre en uniforme militar que llevaban granadas impulsadas con cohetes, así como fusiles automáticos. Los insurgentes dicen que se unen a la "Brigada de la Unificación", el principal grupo de combatientes rebeldes en Aleppo, para ayudar en la "liberación" de la ciudad.


"Ellos tienen a Satanás de su lado, nosotros tenemos a Dios en el nuestro", exclamó uno de los rebeldes. "Ahí vamos, Aleppo", grita otro. La autenticidad del video no pudo ser verificada en fuentes independientes. A pesar de una encarnizada represión, los insurgentes han adquirido más seguridad en su ofensiva y están usando tácticas cada vez más audaces, tanto en Aleppo como en la capital siria, Damasco.


En Damasco, un prominente enviado iraní -el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Said Jalili- se reunió con Assad el martes, de acuerdo con la agencia oficial de noticias, SANA.


La televisión estatal mostró una fotografía de Assad, sentado junto a Jalili, en el palacio presidencial. Esta es la segunda aparición televisiva del mandatario desde el atentado rebelde del 18 de julio en Damasco en el que murieron cuatro de sus altos funcionarios de seguridad, entre ellos su cuñado.