12 jun. 2012

Las japonesas Tokio y Osaka y la angoleña Luanda, las ciudades más caras del mundo

Tokio es la ciudad más cara del mundo para los extranjeros, seguida de la angoleña Luanda y la japonesa Osaka, según un estudio de la consultora Mercer que incluye seis urbes europeas y dos sudamericanas en los 25 primeros puestos.
Las brasileñas Sao Paulo y Río de Janeiro se sitúan en los puestos 12 y 13 respectivamente, mientras Madrid y Barcelona, las dos ciudades españolas en el ránking, están en las posiciones 78 y 85 respectivamente.
Entre las sudamericanas, Caracas ocupa el lugar 29; Bogotá el 53; Santiago de Chile el 74; La Habana el 99; Montevideo el 118; Lima el 120 y Buenos Aires el 121.
Este año, Tokio se situó al frente de un ránking que analiza el coste de la vida para un expatriado en 214 ciudades de los cinco continentes, una lista que en 2011 encabezaba Luanda.
Según el ránking divulgado, que tiene en cuenta los precios de la vivienda, el transporte, los alimentos, la ropa, los artículos del hogar y el entretenimiento, Moscú es la cuarta ciudad más cara del planeta, mientras que las suizas Ginebra y Zúrich están en la quinta y sexta posición respectivamente.
La también helvética Berna (14); Oslo (18); Copenhague (21) y Londres (25) son las otras ciudades europeas entre los 25 primeros lugares de la lista.
El estudio se basa en el coste de la vida en esas ciudades para un visitante estadounidense, por lo que la posición de las monedas locales respecto al dólar influye en la evaluación de cada una de ellas.
La capital británica, donde este verano se celebran los Juegos Olímpicos, vuelve a situarse este año por delante de otras ciudades con potencial turístico como Nueva York, en el puesto 33; París, en el 37, y Roma, en el 42.
Según el estudio, el alquiler de un apartamento "lujoso" sin amueblar, de dos habitaciones, cuesta en Londres 2.800 libras (3.450 euros), comparado con las 1.925 libras (2.360 euros) que vale en París y 1.506 libras (1.850 euros) en Roma.
Otro de los precios que valora el informe es el de las entradas de cine, que en la capital británica se venden a una media de doce libras (14,70 euros), cerca del doble que en otras capitales europeas como Roma, Madrid y Berlín.
La consultora Mercer subrayó que la mayoría de las ciudades de la eurozona incluidas en su estudio descendieron algunos puestos en el ránking, mientras ganaron posiciones otras en países asiáticos emergentes.
La aparición de ciudades africanas como Luanda, Yamena (Chad) y Libreville (Gabón) en los primeros puestos de la lista se debe, según los responsables del estudio, al coste extra que supone la seguridad para los trabajadores expatriados.