2 abr. 2013

BUENOO – Corea del Norte amaga con reactivar reactor nuclear

Seúl.- Corea del Norte franqueó este martes una nueva etapa en su enfrentamiento con la comunidad internacional al anunciar su intención de reactivar un reactor nuclear detenido en 2007, a pesar de las resoluciones de la ONU prohibiéndole todo programa atómico.
El régimen norcoreano -que ha rechazado las reiteradas advertencias de Estados Unidos y Corea del Sur- ha llevado a cabo varios anuncios y actos en abierto desafío desde el exitoso lanzamiento en diciembre de un cohete considerado como un disparo de ensayo de un misil balístico, y luego un tercer ensayo nuclear en febrero.
A pesar de nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, Corea del Norte no ha cedido. Por el contrario, anunció que anulaba el armisticio firmado con Corea del Sur, y terminó declarando que se encontraba “en estado de guerra” con Seúl, 60 años después de un armisticio que interrumpió hostilidades bélicas entre las dos Coreas.
Finalmente, este martes Corea del Norte indicó que iniciaba un proceso de “reajuste y reactivación” de todas sus instalaciones en el complejo nuclear de Yongbyon, incluyendo a una planta de enriquecimiento de uranio y de un reactor de cinco megavatios.
Ese reactor era la única fuente de plutonio para el programa nuclear militar norcoreano, que tiene suficientes reservas para producir entre cuatro y ocho bombas.
El uranio no es más poderoso que el plutonio pero en cambio es abundante en el subsuelo norcoreano.
Ante este anuncio, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo que la crisis en la península coreana ha ido demasiado lejos y que las amenazas nucleares “no son un juego”.
“Urjo nuevamente a las autoridades de la República Popular Democrática de Corea que acaten plenamente las correspondientes resoluciones del Consejo de Seguridad y se abstengan de tomar más medidas provocadoras. El diálogo y la negociación son el único modo de solucionar la crisis actual”, declaró Ban.
Por su parte, el ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores afirmó que se trata de un anuncio “muy lamentable” y pidió a su vecino del Norte que “cumpla con los acuerdos y los compromisos del pasado”.
“Nosotros vigilaremos la situación de cerca”, destacó un portavoz de la cancillería surcoreana.
Por su lado, China afirmó este martes que “lamentaba” que Corea del Norte hubiese anunciado su intención de poner en marcha un reactor nuclear detenido en 2007 pese a las resoluciones de la ONU que se lo prohíben, y pidió “moderación”.
“Hemos tomado nota de los anuncios de Corea del Norte y expresado que lo lamentamos”, declaró Hong Lei, el portavoz de la cancillería china. “Llamamos a todas las partes afectadas a permanecer en calma y dar muestras de moderación”, añadió.
Esta decisión fue tomada en conformidad con la voluntad del régimen de “fortalecer (su) arsenal nuclear tanto en calidad como en cantidad”, y es necesaria para resolver la “grave” escasez de electricidad, explicó un responsable citado por la agencia de noticias oficial del régimen comunista norcoreano, KCNA.

PROCESO INTERRUMPIDO

Corea del Norte, que se ha convertido en una potencia militar nuclear desde su primer ensayo en 2006, había aceptado en 2007 interrumpir sus actividades atómicas a cambio de una ayuda económica y garantías de seguridad.
El proceso parecía bien encaminado después de la desactivación de Yongbyon, en julio de 2007, y la demolición de su torre de enfriamiento, en junio de 2008.
Sin embargo, Pyongyag siempre se opuso a las inspecciones de sus instalaciones y en diciembre de 2008 se retiró de las negociaciones internacionales sobre su programa nuclear, en las cuales participaban China, Estados Unidos, Japón, Rusia y las dos Coreas.
En 2010, el régimen norcoreano reveló a científicos estadounidenses que estaba trabajando en la construcción de un reactor nuclear, oficialmente para utilización civil, con uranio enriquecido.
En febrero de 2012 sugirió que tenía intenciones de suspender su programa nuclear y de ensayos de misiles después de un acuerdo concluido con Estados Unidos sobre ayuda alimentaria. Sin embargo, dicho acuerdo terminó rápidamente después de un disparo fallido de cohete el 13 de abril, que también fue considerado por expertos como un disparo de misil balístico.
La mención de un “reajuste” o de una “modificación” de ciertos equipos del complejo de Yongbyon hace temer que sean convertidos -si no lo han hecho ya- en una unidad de enriquecimiento capaz de producir uranio para uso militar.
“La modernización de la energía nuclear es una clave (…) del desarrollo tecnológico para producir armas nucleares más livianas, miniaturizadas, de un nivel muy diferente”, advirtió el líder norcoreano Kim Jong-un el domingo.
Muchos observadores piensan que Corea del Norte lleva a cabo desde hace varios años actividades de enriquecimiento en instalaciones secretas y que el tercer ensayo nuclear fue realizado a partir de una bomba de uranio.
En este contexto, Estados Unidos y Corea del Sur lanzaron varias advertencias a Pyongyang, indicando que responderán enérgicamente a toda “provocación”.