25 abr. 2012

ARTICULO DEL LISTIN – Secreto dice: “A mí hay que pagarme lo que valgo”





Santo Domingo

Grabando en un estudio en la zona oriental junto al DJ Sammy,
Secreto se siente en sus aguas. Allí por lo general transcurren sus
días, si no tiene fiesta pendiente.



Está empeñado en sacar en los próximos días su nuevo álbum
musical “Un tíguere debajo de una camisa”. Con ella dice sorprenderá a
muchos, incluso a su público. Bachata, merengue y temas románticos están
ya listos para completar esta placa musical. El dembow está pegado, es
una expresión que confirma el intérprete oriundo de La Ciénaga.



“El dembow está tan pegado que los jevitos de cuello blanco están con el género.


Hace tres años dijeron que no existiríamos y ya tenemos tres
años pegados”, sostuvo a LISTÍN DIARIO el intérprete de “Ponte el
chaleco”.



Uno de los puntos que genera críticas hacia el movimiento
urbano que crece en el país tiene que ver con la carencia de una
estructura real que sustente al mismo.



Carecen de una tarifa decente y según expertos en el show
busines sus contrataciones más que por pegada en sí, tienen que ver con
lo cómodo que resulta contratarlos por manejar cifras muy bajas.



Situación

“El género urbano para las marcas que representan eventos
artísticos ha sido un gran negocio. Pese a que está en el gusto popular
la tarifa que manejan son muy atractivas para las marcas y en cuanto a
llevar público dan sus resultados”, comenta Evelio Herrera, mánayer y
productor artístico.



Secreto, sin embargo, no está de acuerdo con esa apreciación que tienen muchos al igual que Evelio Herrera.


“Hay que especificar, porque no todos somos iguales. Hoy día
el que me quiere en una fiesta tiene que pagarme caro, lo que yo cuesto,
además tengo una banda completa”, aclara.



Pero está la otra campana, en la voz del empresario artístico
Luis Medrano, quien por demás se ha encargado de montar varios eventos
en el año con muchos de estos intérpretes.



“La cosa está cambiando en ese sentido. Don Miguelo, La
Materialista, Mozart La Para, Vakeró, Secreto, por mencionar algunos y
otros son tan caros como cualquier orquesta”, declara Medrano, aunque
muchos duden de esta afirmación.



Según él su tarifa ha aumentado tanto que la mínima puede ir desde los 130 mil pesos.


Lo cierto es que pese a las críticas, a la falta de calidad
en la lírica, a que muchos hacen una música sencuenciada y no gastan en
estudios de grabación, ni productores, el movimiento urbano se expande y
por ello Secreto prevé que 2012 será el año en que por fin el género
encuentre su mayor esplendor.



“Tengo dos años y pico pisado pegado y quiero llegar lejos.
Si seguimos trabajando como vamos sé que llegaremos lejos”, nos dice
convencido de su trabajo.



En carpeta tiene colaboraciones importantes con otros
artistas urbanos extranjeros entre ellos Daddy Yankee, y Jowell y Randy,
entre otros.



Lo que más satisfacción le da es saber que es de La Ciénaga,
lugar donde nació y creció y donde áun vive porque aunque ya tenga
suficiente dinero como salir del barrio prefiere estar al lado de su
gente que lo vio crecer y padecer todas las penurias como hijo de una
familia súper humilde de esta pobre barriada. Allí vive toda su familia
también. Se da el lujo de decir que hace unos días le compró a su madre
una casa cara, cara, además de que está bien montado en una Range Rover
propiedad de él.



Recuerda que hace unos años él sonaba en los barrios, y hacía fiesta y cobraba 5 mil pesos y comida .


“Yo sí fui de los que vine de debajo de abajo, aguantando las goteras de un techo malo.


Yo era el verdadero perro viralata esperando su hueso para
poder comer”, sostiene el jovencito que con apenas 24 años siente que ha
alcanzado la fama y conquistado al público tal y como lo soñaba.



El artista se siente herido cuando escucha declaraciones de
merengueros que él tanto admira que van en detrimento del movimiento que
él forma parte.



“Ellos tiene que saber que nosotros crecimos escuchándolos a
ellos, pero que el tiempo pasa, ellos tienen que darle el chance a
otros.



No todos somos iguales, hay quienes apostamos a hacer cosas
diferentes”. No obstante dice que sería un real privilegio poder grabar
con Eddy Herrera, Fernando Villalona o el propio Sergio Vargas, pero con
una sonrisa en los labios dijo: “no creo que ellos quieran”.



MOTIVACIÓN. “Los jóvenes ven una motivación cuando saben que uno viene de abajo y ven lo que hemos logrado.


Tengo 20 hermanos de padre, y los pequeños están grabando ya dembow, no descarto que alguno de ellos también siga mi camino”.


ESTUDIOS. El artista confesó que quiere seguir estudiando
porque le gustaría especializarse en música y aprender a tocar varios
instrumentos.



HARD ROCK CAFÉ. Su llegada a este escenario sorprendió a
muchos que no creían que debían llevarlo, sin embargo, muchos de los
presentes se asombraron del concierto que ofreció en este lugar. La
prensa resaltó el trabajo que presentó ese día al subir por primera vez
al denominado “Templo del Rock”.



UNIDAD. “Yo me llevo bien con todos, pero no sé si todos se
llevan bien conmigo. Yo nunca he usado mis letras para tirarle a nadie,
pero a mí, sí me han tirado, y mucho; me llena de satisfacción porque
por algo me tiran. Hay muchos que sonaban y por estar en eso caen y no
quiero que me pase eso”.



PASADO OSCURO. Según el artista la música urbana tiene un
pasado oscuro, pero tras unos años la cosa ha cambiado, añade; “ahora
los intérpretes tenemos más conciencia. A nosotros nos tiran la gente de
afuera que no le gusta esta música y otros artistas porque lo que
cantamos es de adentro de lo que pasa en el barrio, No puede venir un
jevito a cantar esto porque no vivió nada de lo que es esta realidad”,
recalca y confiesa que en La Ciénaga vivió momentos muy difíciles en su
niñez, caía preso sin hacer nada cuando hacían redades y eso lo marcó.



ESPERA UN GRAN AÑO SU PRÓXIMO DISCO

Odalís Pérez, nombre de Secreto, “El Famoso Biberón” está
empeñado en crecer, y para ello busca nuevos sonidos junto con el DJ,
Sammy su mano derecha en la música; de igual manera  dice que tiene su
propio sello musical, Humildad Record y que además tiene un equipo que
trabaja en su carrera.



“Anteriormente hubo algunos problemas, mucha gente que quería
contratarme no me podía localizar pero ya eso cambió, ahora tengo una
persona y tenemos números nuevos para las contrataciones”, dice el
artista que asegura no recibe más asesoría que la de él y los golpes que
ha pasado a su corta edad y con su carrera artística.



Sígue apostando a su estilo y a la forma como promueve su música. Está claro que su música se pegó sin él tan siquiera pensarlo.


Fuente: Listin.com.do